Archivos Mensuales: febrero 2013

El diputado y la ética.

     Toni Cantó en su intervención en el parlamento, en el debate sobre la consideración de la tauromaquia como bien de interés cultural: “ni los toros ni el resto de los animales tienen dos derechos fundamentales: el de la libertad y el de la vida”. ¿Hay alguien que quiera ver a este señor en un gobierno? ¿Por ejemplo ministro de medio ambiente? http://www.20minutos.es/noticia/1729265/0/toni-canto/toros/derechos-animales/    Detrás del entendimiento y aplicación de la ética desde un marco clasista, subyacen los orígenes de todos (a mi entender) los problemas sociales. Es el discurso de los racistas, los esclavistas, los machistas, los xenófobos… Considerar la ética aplicable a quienes están a nuestro mismo nivel, da igual que sea de raza, de clase, de género, de especie…    Al final ésto ha sido lo que ha respaldado a quienes han abusado de su poder para sojuzgar a otros, “aristócratas”, intérpretes de “voluntades divinas”, nazis, “civilizadores” a base de espada y fuego, quién riñe a su hijo partiendo de su superioridad y asunción de la paternidad como una propiedad, el maestro abusivo, el cónyuge maltratador, el político corrupto, el reparto del mundo entre muy ricos y el resto… la desforestación, la extinción de otras especies, la explotación del medio…    Algo que define muy bien a la única especie del planeta que considera su capacidad de entender y tener ética para hacer y deshacer a su antojo, justificándose en la misma ética para acabar con todo lo que le rodea. Algo que tiene que ver mucho con la “cosificación”, cuando entendemos y explicamos el entorno en clave de colectivos (deshumanización de la sociedad) o el status de humano en cualquier clave (religiosa o científica), entendiendo el planeta y todo lo que contiene como algo de nuestra propiedad.    Al final el poder es entendido en clave de reservar la ética para quienes están a “nuestro nivel”, permitiendo cualquier abuso sobre quienes consideramos que no forman parte de nuestra élite. Cuando lo más ético sería comportarse con respeto con respecto a quienes consideramos “inferiores” a nosotros mismos.    Al final, sin darse cuenta, Toni Cantó ha mostrado en su discurso el origen de las grandes desigualdades y desequilibrios que nos rodean, todo un logro para un diputado.    Eso sí, esperar que quienes así se comportan con respecto a la sociedad, cambien, cuando ese comportamiento forma parte de todos nosotros, es como mínimo absurdo.

Un abrazo, Nando

Cada PERSONA es importante.

 

Sin ánimo de entrar a valorar la muerte de nadie, al igual que nos resulta extraña la conmoción de los estadounidenses cuando algún compatriota suyo muere por el uso de armas, bien sea en suelo patrio o en el extranjero y lo poco o nada que suelen afectarles las muertes de otros producidas en sus guerras a lo largo y ancho del mundo, nos alarmamos y emocionamos con las muertes de nuestros propios compatriotas, en este caso gente que muere a consecuencia de la injusta relación entre banca, sociedad y gobierno.

Lo triste es que día a día mueren miles de personas a lo largo y ancho del mundo, a veces de hambre, otras veces por lo que eufemísticamente llaman daños colaterales o limpiezas étnicas… siempre asesinatos. Personas prescindibles para el sistema, sacrificables por un bien mayor: mantener el espejismo de los que nos autodenominamos primer mundo, siempre al servicio de las mismas élites. Esas muertes, que ni extrañan, ni escandalizan, ni siquiera incomodan a la sociedad, sostienen el espejismo que nos ciega, sostienen los beneficios de aquellos que se lucran con la precariedad que está ocasionando un goteo insufrible de vidas en nuestro suelo patrio.

No son vecinos nacionales, no mueren a causa de la crisis, porque ya morían antes, pero mueren a causa del mismo sistema corrupto y sociópata que trunca vidas en nuestro país. Son vecinos de este planeta con un futuro aún más negro que el nuestro.

Quizá no hubiera hecho esta reflexión si no hubiera ocurrido esta última muerte y si esta tarde no hubiera visto un video con algunas matanzas en áfrica. Pero esto es lo que me ha deparado el día de hoy y no puedo, ni quiero, evitar compartirlo.

Es lo que hay, cada día que muere o no muere una PERSONA en este país a causa de la crisis, en el mundo mueren miles más a causa del sistema, un sistema del que al menos un tiempo, hemos creído ser beneficiarios.

Cada PERSONA cuenta.