Ortorexia, un complicado trastorno alimentario.

   La psiquiatría nos obsequia de vez en cuando con un nuevo catálogo de trastornos psicológicos. Quienes hablan de ello, dicen que se pueden llegar a definir hasta “trastornos” de desobediencia a la autoridad. Aunque he leído algo acerca de esta última, no he encontrado ninguna referencia que me asegure al 100% de que esto sea así.

   De la que si he encontrado nombre y definición es de la ortorexia de la que “wiki” nos dice:

   “Ortorexia, u ortorexia nerviosa es un término acuñado por Steven Bratman para calificar como trastorno alimentario la obsesión patológica por comer comida considerada saludable por la persona, lo que este doctor estadounidense sostiene que puede llevar a la desnutrición, incluso a la muerte.1 2
Bratman acuñó el término en 1997 del Griego ὀρθός orthos, ‘correcto’, y ὄρεξις orexis, ‘apetito’.3 Literalmente ‘apetito correcto’, la palabra es un símil de anorexia, ‘sin apetito’.
Bratman describe la ortorexia como una obsesión perjudicial para la salud como el trastorno obsesivo-compulsivo, con lo que el paciente considera alimentación saludable. El sujeto puede evitar ciertos alimentos, como los que contienen grasas, conservantes, o productos animales, y tener una mala alimentación. Bratman afirma que “la desnutrición es común entre los seguidores de las dietas de comida saludable.”

   Muy razonablemente se nos explica las raíces y las posibles consecuencias de esta enfermedad.
No niego que haya gente que lleve su relación con la alimentación a un grado de obsesión, de lo que dudo es de que para corregir la obsesión sea necesaria una medicación psiquiátrica.


Al margen de esto lo verdaderamente peligroso para
mí de esta “enfermedad” es que su afirmación lleva implícita otra afirmación: lo normal es comer cualquier otra cosa dentro de lo que nos ofrece el mercado. Comer sano como norma, se convierte en un trastorno, mientras se normaliza el echo de comer carnes hormonadas, vegetales “pesticidizados” y manipulados genéticamente, alimentos que por la cantidad de conservantes se aproximan a la “vida” eterna, refrescos que sirven de linterna por la noche y no sé cuantas cosas más. Puede que quien se alimente así esté sano para la psiquiatría, pero no pasaría un control anti-doping ciclista.

   Quién no ha vivido en una zona rural agroindustrial no sabe realmente la cantidad (y descontrol) de “ayudas químicas” que se usan.

   Muchas enfermedades convencionales desaparecen con pequeños cambios en la alimentación. No todos los alimentos son aptos para todas las personas. No se trata de hacer cambios radicales si no de evitar lo que nos hace daño. Llevar esto a la obsesión quizá sea más dañino que los propios alimentos, pero ello no quiere decir que la despreocupación en alimentarse sea sana. Por suerte, o desgracia, he conocido gente que se dedica a la producción agroindustrial de leche y otros alimentos que no consumen lo que ellos producen, a mí como mínimo, me da que pensar.

   Con un trastorno como este podemos calificar a cualquiera que busque una alimentación sana sin necesidad de ser obsesiva, ya que para quién come habitualmente lo que nos ofrecen las grandes superficies, el que busca algo diferente ya es “obsesivo”. De la misma manera nos da carta blanca para “disfrutar” de la amplia oferta de alimentos que los supermercados nos ofrecen.

   Si hay comentarios a este post, posiblemente sean del tipo comer “esto o lo otro es lo mejor”, antes de comentar, revisad si vuestras opiniones son “obsesivas”, no sea que haya algún psiquiatra al acecho. Este post no va de eso, va de manipulación, de cómo una rama de la medicina defiende un tipo de alimentación que enriquece a los de siempre, aquellos que comercian y se lucran con algo tan básico para la humanidad como la comida. Y su defesa la basa en la acusación de “infiel” a quien busca otra forma de alimentación.

Un abrazo, Nando

Anuncios

Publicado el 06/08/2012 en SALUD. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: