Qué bien nos va la vida…

   Qué bien nos va la vida que podemos permitirnos el lujo de criticar a quien no piensa como nosotros, que  nos permitimos el lujo de ofendernos por las opiniones que otros expresan, por su forma de vida, por sus creencias, por su raza o nacionalidad.

   Nos va tan bien que podemos disponer de nuestro tiempo para incluirnos en colectivos que persiguen la gloriosa meta de que el resto de la sociedad comparta sus postulados. Vivir resulta tan sencillo que necesitamos apuntarnos a diferentes puntos de vista para poder discutir por algo , hay que dar algo de aliciente a nuestras plácidas vidas.

   A veces, en un fugaz momento de lucidez, pienso que mi vida no va tan bien, que mi actitud puede deberse a la frustración, no soy capaz de coger la sartén de mi vida por el mango y sacudir de mi vida a quienes me la complican, y quizá debido a ello busco a quienes están por debajo de mi, evidentemente son todos aquellos que mantienen posturas equivocadas, equivocadas porque son diferentes a la mía. Afortunadamente no tengo muchos momentos de lucidez, es evidente que mi vida es un jardín de rosas y en caso de complicarse siempre será porque hay alguien que opina diferente, porque nació en un país diferente, porque su color, sexo o religión son diferentes…

  

   Quizá si tuviera más momentos de lucidez, podría llegar a plantearme porqué pienso y opino como lo hago. Podría llegar a cuestionarme mis creencias, afortunadamente el fabuloso escaparate de declaraciones públicas en los grandes medios no me da ese respiro. Tengo la inmensa suerte de que siempre hay alguien que me señala al posible culpable de mi situación.

   Siempre me resultó fácil la vida, pero algo comienza a fallar; de repente, me cuesta más llegar a fin de mes, a mi alrededor algunos conocidos pierden el trabajo y/o la vivienda, ¿cómo hemos llegado a esto? Preocupado, acudo a mis viejos consejeros, ellos entre pomposas palabras, me explican la realidad, me señalan los culpables con tanta seguridad que no me queda la menor duda. Gracias. La vida ya no es tan sencilla como lo fue, afortunadamente tengo quien me evite la laboriosa carga de responderme yo mismo, no necesito hacerme preguntas para las respuestas que ya están ahí.

Un abrazo, Nando

Anuncios

Publicado el 02/08/2012 en CONCIENCIA GLOBAL. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: