El pozo

4F22E4ED1   

   En estos momentos, la situación socioeconómica mundial y especialmente en Europa y Oriente Medio no augura nada bueno. Los que "saben" de esto, los mismos que fueron advertidos con tiempo suficiente para evitar este colapso, nos dicen que la situación es pasajera y nos hacen ver que impulsan mecanismos para una recuperación futura. Nadie nos explica en los grandes medios de comunicación que es un pozo que ellos mismos han excavado.

   Y la sociedad entera está atrapada en él. Durante el último año y medio han surgido diferentes colectivos alrededor del planeta pidiendo cambios, pero estos cambios prácticamente se reducen a pedir a quienes han excavado el pozo que nos saquen de él.

  

   Mientras tanto nos peleamos entre nosotros echando las culpas de nuestra situación a otros que están igual de atrapados, pocas voces intentan cambiar odios ancestrales por colaboración para salir de esta situación. Seguimos pensando que si trepamos por encima de los que están en este pozo, los que están arriba, amablemente nos echarán una mano para salir. Pero dudo mucho que quienes se han molestado en cavarlo y prepararlo tan pacientemente tengan la intención de ayudarnos… y mucho menos gratuitamente. Esto es lo que estamos viendo en Europa, a cambio de una escuálida y frágil ayuda estamos perdiendo muchos derechos, viviendas, trabajos… mientras los de "arriba" siguen dándonos magníficos discursos sobre austeridad, echándonos la culpa y repartiéndose el botín.

   En Oriente Medio las cosas están aún peor. Parece que las últimas guerras y la cantidad de muertos en Irak y Afganistán no eran motivo de popularidad para los gobernantes, así que han recurrido al viejo método del "que se maten entre ellos", desestabilizando estas zonas y desinformando en el exterior para justificar "intervenciones libertadoras". No justifico ningún régimen de los que había, pero en ningún caso una guerra civil mejora las cosas.

   Mientras tanto, los de la sociedad "capitalista" estamos en el agujero, unos más que otros. La gente de muchos países cree que como hay sociedades enteras mucho más enterradas, ellos aún están bien. Craso error. En un mundo globalizado cuando hay gente en el otro extremo del planeta que no puede comprar el pan o no tiene una vivienda a donde llevarlo nos afecta a todos.

   Pero los que han cavado este agujero lo han hecho muy bien. No han permitido que cayéramos dentro hasta que estuviéramos fracturados y divididos. Durante muchos años han jugado al "divide y vencerás", creando falsas grietas en la sociedad entre derechas e izquierdas, diferentes credos, diferentes etnias, colores de piel, tendencias sexuales, nacionalismos… hasta el extremo de que hay quien mata por un equipo de fútbol, viendo en un hincha del equipo competidor a un enemigo irreconciliable.

   Nuestra sociedad se ha fracturado de tal manera que ya nadie se acuerda de lo que implica colaboración. Enseñamos a nuestro hijos a competir desde pequeños, competimos en el trabajo, en el ocio, con nuestra pareja…cualquier evento social se transforma en una suerte de competición… y aquellas falsas grietas "creadas" artificialmente, se hacen reales gracias a este odio fomentado por los únicos que pueden salir beneficiado de él, repetido y amplificado hasta la saciedad por sus medios de comunicación.

   Este odio ha arraigado tanto en nuestro interior que nos alegramos de que el "enemigo" se encuentre en nuestra misma situación. Seguimos echándole la culpa de nuestros males y lejos de dudar de quién nos vendió este mensaje, lo repetimos continuamente convirtiéndonos en "trolls" de la sociedad, reventando cualquier intento de crear una nueva forma de entender y salir de esta situación.
Hemos aprendido que el enemigo está al lado. Para ello defendemos a quién está arriba, como si ellos fueran iguales a nosotros. ¿Cuánto de nosotros hemos visto alguna vez a una súper-estrella, un afamado político o un magnate de los negocios? Pocas. No viven en nuestro propio mundo. No nos invitan a sus lujosos yates, nuestros coches no los aparcamos junto a los suyos, mucho menos junto a sus lujosos jets privados, no tomamos una copa en el mismo sitio ni cenamos en sus lujosos restaurantes, pero aun así preferimos defenderles a ellos que tender una mano a quien tenemos al lado. Con internet hemos llegado al colmo del absurdo, antes por lo menos, veíamos cara a cara a la persona con quién discutíamos. Ahora podemos enzarzarnos en una batalla escrita que nos altera, y a la noche podemos estar tomando una copa junto a esa persona o intentando "conquistarla" sin saber de quién se trata.

   Esta es la realidad del pozo. El enemigo nunca ha estado al lado. Siempre ha estado arriba mientras fomentaba la división y sus esbirros cavaban el agujero donde nos encontramos. Piensa en a quién beneficia tu odio, en qué te ayuda a mejorar tu vida, en qué soluciones aporta a la sociedad. Tú mismo te darás la respuesta, no hace falta que yo ni nadie te la dé.

   Si te ha gustado este texto, eres libre de compartirlo con quién quieras.

Un abrazo, Nando

Anuncios

Publicado el 25/07/2012 en CONCIENCIA GLOBAL. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: