VERDAD (es)

   Si hay algo que nos caracteriza a los humanos es el continuo intento por encasillar cualquier concepto abstracto dentro de unos límites. Límites que pueden ser útiles durante un tiempo si nos sirven de alguna manera para explorar parcelas de la inmensidad de lo abstracto sin perdernos en sus maravillas. Esos límites siempre condicionados por nuestra percepción con frecuencia se convierten en dogmáticos muros que defendemos ante cualquier nueva explicación que intente rebasarlos. Lo que una vez fue una herramienta solemos convertirlo en una prisión.

   La realidad, podemos llamarla verdad, continuamente se haya sometida a los límites de nuestras creencias. Muchas de las realidades personales niegan cualquier otro tipo de realidad, siguiendo el modelo establecido por la realidad colectiva. Los muros de esta realidad colectiva son continuamente reforzados por las descripciones de los estudiosos de la misma (la ciencia) y las consiguientes repeticiones del sistema de educación y medios de comunicación. El hecho de aceptar estas descripciones como la única realidad, rechazando dogmáticamente cualquier otra posibilidad de descripción, nos limita y separa de nuestra esencia.

   Dentro de esta realidad colectiva estamos fragmentados en diferentes realidades, fruto de nuestras creencias personales. Para cada realidad existe una verdad absoluta que se ciñe a su descripción. De esta manera y fruto de las diferentes realidades existen verdades absolutas para cualquier colectivo susceptible de usar un adjetivo terminado en –ismo. En el momento que alguien reclama la verdad o se levanta como defensor de la verdad, hace referencia exclusiva a su descripción de la realidad, negando a la vez cualquier otra. Esta actitud, lejos de acercarnos unos a otros, nos aleja, ya que recibimos como una agresión cualquier información que cuestione nuestras creencias. Tan sólo existen diferentes formas de describir una pequeña parte de una realidad más completa y todas son perfectamente válidas.

   El acto de intentar crear una verdad única y colectiva lo único que hace es crear tensiones. Quizá sea más sencillo empezar a construir algo nuevo partiendo de las cosas que nos hacen iguales. Es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia… y llegando a un punto en que esto forme parte de una nueva realidad, las diferencias serán tan nimias que sería ridículo fijar nuestra atención en ellas.

   Pero bueno, esto tan sólo forma parte de mi realidad, una realidad en continua mutación, que se enriquece con las discrepancias y que se crece al encontrarse con sus incoherencias. Me ha costado mucho trabajo llegar hasta aquí, aunque siempre he creído que era una persona que ha buscado la integración. En estos momentos soy consciente de que mis distintas creencias hasta ahora siempre han sido integradoramente des-integradoras… y que siempre lo seguirán siendo., que cada vez que pienso “ya lo entiendo” estoy creando un muro que puede que tarde mucho en derribar. Tan sólo conozco una forma de relacionarme con lo abstracto y esa es una forma totalmente abstracta, en el momento que soy capaz de crear una mínima descripción, lo estoy limitando… algo que ocurre sin duda al usar el calificativo abstracto.

Un abrazo, Nando

Anuncios

Publicado el 02/06/2011 en CONCIENCIA GLOBAL. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: