DESESTRUCTURACION DE LA SOCIEDAD

    Hace unos meses, se aprobó la polémica ley antitabaco, lo que más me llamó la atención fue la insistencia de sus responsables en la necesidad de colaboración ciudadana, bajo el concepto de responsabilidad social, se animaba a denunciar a los infractores. Actualmente se está preparando la ley de igualdad. El concepto de igualdad: “el derecho a la igualdad y la no discriminación por razón de “nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social que consagra nuestra Carta Magna fue instaurado únicamente con la finalidad de proteger a los ciudadanos frente a las actuaciones arbitrarias y discriminatorias de los poderes públicos, no como un instrumento para restringir la libertad de los ciudadanos”. Pues bien, esta nueva ley da la vuelta al concepto de igualdad haciendo susceptible de ser sancionado a cualquiera que tenga una actitud discriminatoria. Al igual que la anterior ley promovida por el mismo ministerio, se sustenta en la idea de colaboración ciudadana.

    ¿Cuál es la finalidad de todo esto? Dudo mucho que sea la de promover la igualdad entre los ciudadanos. En cambio, sí que fomenta la desestructuración social. Es evidente que es mucho más fácil manipular una sociedad dividida. Gracias a las diferentes divisiones de la misma, nacionalismos, feminismo y machismo, diferentes colectivos como ecologistas, izquierda, derecha, inmigrantes, cristianos, musulmanes, etc., tenemos la impresión de que cuando a un colectivo le sucede algo, no repercute en el conjunto de la sociedad. Normalmente las teorías creadas por políticos y magnificadas por los medios de comunicación crean tensiones en la sociedad, de esta manera en vez de ayudarnos unos a otros, tendemos a alegrarnos de los problemas que pueda sufrir un colectivo opuesto al nuestro.

    Todo esto se ve facilitado por nuestras necesidades de identificarnos con colectivos y de justificar nuestros problemas a través de causas externas y ajenas a nosotros y nuestros ideales. Cuanto menos queremos saber de nosotros mismos, más necesitamos reclamos externos para identificarnos. Al final nos recluimos en ghettos sociales, donde nos identificamos con sus gustos e ideales, donde día a día percibimos un único mensaje que nos aleja de la realidad social, dejándonos aislados en nuestra realidad paralela particular. Desde esos privilegiados observatorios, reductos de la Verdad, analizamos todo en base a nuestras ideas… y lógicamente, los problemas sólo pueden venir del exterior.

    En el momento que nos referimos al resto de seres humanos en base a descripciones de los diferentes colectivos a los que los asociamos, pierden su humanidad. Nos convertimos en colaboradores del deterioro del tejido social. La sociedad implica al 100% de los seres, las distinciones de cualquier tipo, generan separación.

Un abrazo, Nando

Anuncios

Publicado el 31/05/2011 en CONCIENCIA GLOBAL. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: